Colesterol ¿Qué es y para qué sirve? Colesterol malo / colesterol bueno

El colesterol es una sustancia grasa natural que está presente en todas las células del organismo, y es básica para el buen funcionamiento del cuerpo, se obtiene de alimentos, aunque la mayor parte se produce en el Hígado, unas de sus principales funciones es Intervenir en la formación de ácidos biliares, los cuales son vitales para la digestión de las grasas.

A partir del colesterol nuestro cuerpo crea ciertas hormonas como las sexuales y las tiroideas, cuando el colesterol entra en contacto con los rayos del sol se transforma en vitamina D, esta vitamina sirve para proteger la piel de agentes químicos y evitar la deshidratación, lo podemos encontrar en alimentos de origen animal, como yemas de huevo, carne y queso.

Si tenemos demasiado colesterol en nuestra sangre, puede combinarse con otras sustancias y crear placas, las cuales se pegan a las paredes de los vasos sanguíneos a esto lo llamamos arterioesclerosis creando enfermedades en las arterias coronarias, llegando a estrecharlas a un punto en donde puede ser bloqueadas del paso libre de la sangre.

El colesterol es un lípido, y los niveles existentes en la sangre se expresan en miligramos por decilitro (mg/dl), los doctores recomiendan tener un nivel de colesterol inferior a los 200 mg/dl. Si supera los 240 mg/dl, el nivel de colesterol se considera elevado o limítrofe y es aconsejable reducirlo. Un nivel de 240 mg/dl. Se puede iniciar un programa de ejercicio físico y tomar medicamentos reductores del colesterol.

Existen dos tipos de colesterol, el colesterol bueno, que se une a la partícula HDL para transporta el exceso de colesterol de nuevo al hígado para que sea destruido. y el colesterol malo el cual se une a la partícula LDL y se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateroma, creando enfermedades en el organismo, Sí los niveles de colesterol en la sangre se elevan producen hipercolesterolemia. Está demostrado que las personas con niveles de colesterol en sangre de 240 tienen el doble de riesgo de sufrir un infarto.

Las personas que fuman y que tienen una mala alimentación, tienden a tener un incremento del colesterol malo, cuando existe un exceso de colesterol circulante en la sangre, tiende a depositarse en la pared de las arterias formando placas las cuales se incrementan de tamaño y bloquean las arterias, el colesterol que se acumula en los vasos sanguíneos de una persona a lo largo de los años podría llevar a un ataque de corazón (o infarto de miocardio) incluso a un accidente cerebro-vascular, que puede dañar el cerebro.

► Tipos de Colesterol

Cuando el colesterol se eleva en la sangre por encima de unos niveles, considerados como normales, se produce una enfermedad conocida como hipercolesterolemia. Se consideran normales, valores de colesterol en la sangre iguales o inferiores a 200 mg/dl. En los hipercolesterolemias leves los valores de colesterol se sitúan entre 200 y 249 mg/dl; en los hipercolesterolemias moderadas se sitúan entre 250 y 299 mg/dl y en los hipercolesterolemias graves los valores de colesterol superan los 299 mg/dl.

Sin embargo, hay que considerar que, aunque el colesterol es el factor de riesgo más importante de las cardiopatías isquémicas en pacientes menores de 50 años, existen otros factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión, la diabetes, el tabaquismo o la obesidad, cuyos efectos se suman a la hora de facilitar un evento cardiovascular. Reconocemos dos tipos de colesterol los cuales dependen de las partículas llamadas lipoproteínas a las cuales se unen obteniendo los siguientes datos:

El colesterol bueno (HDL)

Las siglas provienen del inglés high-density lipoprotein o en español lipoproteínas de alta densidad, recogen el colesterol no utilizado y lo devuelve al hígado para su almacenamiento o excreción al exterior a través de la bilis.

El colesterol malo (LDL)

Las siglas provienen del inglés low-density lipoprotein o en español lipoproteínas de baja densidad, se encargan de transportar nuevo colesterol desde el hígado a todas las células de nuestro organismo. se puede combinar con proteínas y otras sustancias de la sangre para formar la placa.

Lipoproteína de muy baja densidad (VLDL)

Las siglas provienen del inglés very low density lipoprotein o en español Lipoproteína de muy baja densidad, Algunos también la califican como colesterol "malo" porque contribuye a la acumulación de placa en las arterias. Pero la lipoproteína de muy baja densidad y el LDL son diferentes; la lipoproteína de muy baja densidad transporta triglicéridos y el LDL principalmente lleva colesterol

► ¿Por qué es un factor de riesgo?

La genética también puede causar que las personas tengan colesterol alto. Por ejemplo, el hipercolesterolemia familiar es una forma hereditaria de colesterol alto. Otras afecciones médicas y ciertos medicamentos también pueden causar un elevado colesterol.

Es importante saber que las grasas saturadas dentro de su dieta son las que más suben los niveles de su c-LDL. Dietas con demasiada grasa saturada, ácidos grasos “trans” y colesterol son la principal causa de aumento de colesterol en sangre. Y contribuyen de manera determinante en el elevado número de infartos de miocardio.

Para reducir los niveles de colesterol en la sangre: hay que controlar el peso, mantenerse activo, no fumar, limitar la ingesta de alcohol y limitar los azúcares y las bebidas azucaradas. A veces se necesita también medicación. Si sus niveles en sangre se elevan producen hipercolesterolemia. Está demostrado que las personas con niveles de colesterol en sangre de 240 tienen el doble de riesgo de sufrir un infarto de miocardio que aquellas con cifras de 200.

Cuando las células son incapaces de absorber todo el colesterol que circula por la sangre, el sobrante se deposita en la pared de la arteria y contribuye a su progresivo estrechamiento originando la arterosclerosis. Si un enfermo de ateromatosis mantiene muy bajos sus niveles de colesterol en sangre puede lograr que ese colesterol pase de la pared arterial nuevamente a la sangre y allí sea eliminado. Por ello, se recomienda a los pacientes que han sufrido infarto de miocardio o accidente cerebral que mantengan cifras muy bajas de colesterol para intentar limpiar así sus arterias.

Aunque muchos alimentos, sobre todos los lácteos y la grasa de la carne, contienen colesterol, el cuerpo también lo sintetiza a partir de sustancias libres de colesterol. No obstante, las investigaciones indican que una dieta rica en colesterol genera en la sangre niveles anormalmente altos de colesterol, así como de grasas y lípidos relacionados con él. Las pruebas demuestran de una manera contundente que las personas con dichos niveles son más propensas a padecer aterosclerosis e infartos que las personas con niveles bajos.

También resulta significativo el hecho de que los científicos hayan identificado dos tipos de proteínas que transportan el colesterol en la sangre, llamadas lipoproteínas de alta y de baja densidad. Se cree que la proteína de baja densidad favorece la aterosclerosis, mientras que el componente de alta densidad puede retrasarla. Los altos niveles de lipoproteínas de baja densidad en el plasma aumentan también el riesgo de infarto y enfermedades del corazón.

 

 Artículos Relacionados
 
 

 

Articulo Redactado por: Kilo tapias peralta Escobar

Soy el fundador de EspacioHonduras, he basado mi vida entera en los estudios, y eso me ha motivado a crear este Sitio Web, mis intenciones son las de cambiar nuestro futuro y así dar una libertad a las futuras generaciones. #kilotapias #espaciohonduras