Consejos y primeros pasos en la animación para principiantes y profesionales

La animación es el arte que se aplica a una imagen o vector para darle la sensación de movimiento, por lo tanto, se considera una ilusión óptica, ya que lo único que hacemos es sobreponer un cuadro de imagen con una determinada posición después de otras que contenía otra posición diferente y al pasarlo a gran velocidad esto nos da la sensación que la imagen o el objeto se mueve, pero para lograr este gran efecto debemos seguir una serie de pasos o de consejos, como los que se describen en este artículo.

 

1 Piensa bien si este es tu camino: Antes de adentrarnos en este tema, por favor analiza si el mundo de la animación es lo que realmente quieres hacer, no pienses solamente en tu futuro económico, aunque hoy en día es una carrera en expansión y bien pagada, también aumente su demanda y por lo tanto la competencia, para darte a conocer debes realizar este trabajo con pasión.   

No te centres en animar solo para dar movimiento: el efecto de movimiento lo puede crear cualquier persona con cualquier programa adaptado para la animación, pero si este movimiento no refleja las ideas o pensamientos del producto final, no estarás realizando bien tu trabajo, crea una animación que refleje, sentimiento, ideas, pensamientos, sensación y vibraciones al público.

Usa sin miedo todo el objeto para tu animación: Recuerda que si es posible puede dar movimiento a todo el cuerpo para expresar actitudes, con esto creas un movimiento más natural y por lo tanto más atractivo a las personas que puedan ver tu trabajo final, pero recuerda que estos movimientos deben ir en línea con la idea principal del proyecto, o de la escena en concreto.

Realiza cambios drásticos: Cuando pases de una expresión corporal o facial de un objeto, a otro tipo de expresión, trata de hacer cambios drásticos ósea a gran escala, esta técnica engancha más a los observadores y comunica mejor nuestras ideas, o en la mayoría de casos entretiene más y por lo tanto vende mejor la idea que estamos proyectando.

No todo es siempre movimiento: Recuerda que en cada escena tenemos a nuestra disposición varios cuerpos o elementos para animar, pero alguno de estos solo están puestos para terminar el diseño de esa escena en concreto y por lo tanto no deben ser animados, al menos que sea realice un cambio de una escena determinada a otra totalmente diferente.

Toma en cuenta la Actitud y dialogo: nunca empieces ambas al mismo tiempo, esto se vería fatal, siempre comienza la actitud o movimiento corporal unos 4 fotogramas antes del dialogo y sobre todo presta atención al movimiento de la boca y el texto de las palabras, para que tengan una concordancia visual correcta, de lo contrario solo aremos que nuestro público se retire.

 

 

Todas las herramientas son buenas: En la actualidad y desde casi siempre tendremos a nuestro alcance muchos programas, técnicas o herramientas para crear cualquier tipo de animación, pero solo depende de nosotros el resultado final, ningún programa informático es mejor o peor que otro, solo nosotros y nuestra experiencia en combinación con nuestra pasión puede hacer la diferencia entre un buen y un pésimo trabajo.

Primero visualiza el producto final después dibuja: debes de tener de antemano en tu cerebro todas las facetas que tendrá tu proyecto, gracias a esta pequeña organización podrás tener en cuenta la cantidad de escenas, como animar y cambiar cada escena y como animar cada objeto, también tendrás una mejor percepción de la parte narrativa o el audio de la animación.

Estudia movimiento de la anatomía de un cuerpo: Este consejo es uno de los más importantes a tener en cuenta en todo el trabajo de animación, recuerda que nuestro propósito es crear la sensación de movimiento, pero debemos de tener en cuenta que este movimiento tiene que ser de forma natural, al menos claro que sea una composición abstracta.

10 Guarda tus trabajos: aunque este consejo parezca muy básico, suele ser uno que descubrimos muy tarde cuando venimos comenzando como animador, así que créeme que esto te puede ahorrar mucho tiempo, guardar los trabajos para su posterior estudio o para usarlos en otros proyectos, no solo nos ahorra tiempo, de hecho, mejora la calidad de nuestros trabajos al ver nuestros errores y virtudes.

11 Realiza tu primera película ayer: Tienes todos los ingredientes precisos para comenzar a realizar tu película. Como animador, eres el perfecto fanático del control, y esto te dará una muestra de cuán lejos has llegado, las partes a mejorar y las partes en donde ya eres un dios de la animación.

12 Aprende a trabajar en equipo: Es importante conocer cómo se trabaja en los departamentos anteriores y posteriores a tu aportación en el proyecto. En el mundo de la animación es muy habitual (saltar) de proyecto en proyecto en distintas empresas, por lo que es importante cuidar y mimar las relaciones con los compañeros puesto que es muy probable que se vuelva a coincidir con ellos en otro momento.

 

 

13 Anticipación: Supongamos que queremos animar un salto. Si nos fijamos, veremos que los humanos necesitan doblar las rodillas antes de saltar. Este movimiento de entrada se denomina anticipación. Observar con atención es la clave para comprender bien la anticipación. Tenemos que tener siempre en cuenta que los movimientos amplios y los movimientos rápidos tendrán cierta anticipación; hay que observarlos detenidamente.

14 Divide tu proyecto en partes más pequeñas: Si tienes un gran proyecto que hacer, puedes perder la noción de las cosas. Por ejemplo, si eres un constructor, no puedes trabajar en todos los aspectos del proyecto al mismo tiempo. El proyecto implicará muchas etapas, como diseño, cimientos, techo, plomería, aislamiento, etc. Lo que debes de hacer es dividir tu proyecto en pequeños proyectos. Para comenzar, debes priorizar tus tareas. Para esto, primero debes hacer un guion. Tan pronto como hayas trabajado en las tareas priorizadas, debes seguir trabajando en las siguientes tareas.

15 Diseño gráfico y la animación van de la mano: Es de mucha ayuda tener referencias desde el principio, para que se tenga una buena idea del look and feel que el cliente espera obtener, dando oportunidad de tener una retroalimentación oportuna y precisa, es mejor tener entrada a todo el proyecto, al diseñar nuestras animaciones podemos mejorar mucho nuestra calidad de trabajo.

16 Dotar de peso a los objetos inanimados y a los seres vivos: Queremos que nuestro público crea que nuestras marionetas están vivas, que respiran, que piensan por sí solas, que parezca que tienen vida por sí mismas, tenemos que tener en cuenta cuánto tiempo tardará en caer una piedra o una pequeña hoja de árbol. La percepción del peso la crearemos dependiendo de cuánto tiempo, es decir, fotogramas, le demos al movimiento.

 

 

 Artículos Relacionados
 
 

 

Articulo Redactado por: Kilo tapias peralta Escobar

Soy el fundador de EspacioHonduras, he basado mi vida entera en los estudios, y eso me ha motivado a crear este Sitio Web, mis intenciones son las de cambiar nuestro futuro y así dar una libertad a las futuras generaciones. #kilotapias #espaciohonduras