Parque nacional Montaña de Yoro

El Parque Nacional Montaña de Yoro está ubicado en los departamentos de Francisco Morazán y Yoro. Es una extensa meseta montañosa que incluye la Montaña de los Mogotes, Montaña de Tamagazapa, Montaña de La Florida y Montaña de La Muralla en el Departamento de Francisco Morazán, así como la Montaña de Yoro y de Los Cedros en Yoro. La elevación más alta alcanza los 2,282 metros sobre el nivel del mar.

 
 

Introducción

El Parque Nacional Montaña de Yoro se encuentra en Honduras y fue establecido el 1 de enero de 1987. Tiene una extensión aproximada de 154,8 kilómetros cuadrados. La altitud del parque varía entre 1.800 y 2.245 metros sobre el nivel del mar, y en su interior se encuentran imponentes árboles de hojas verdes que alcanzan alturas de entre 25 y 40 metros.

Sus límites son el Río Jalegua al Norte (con las comunidades de Potrerillos, Calpules y El Coco en el medio), la Ciudad de Yoro al Noreste, el Cerro El Calichón y Los Chagüitillos al Sur, la comunidad de La Majada al Este, la comunidad de Los Planes al Oeste, y a una distancia de 7 km en línea recta con Marale al Sur-Oeste.

Montana de Yoro

 

El Parque Nacional Montaña de Yoro es una meseta con bosques nublados. Su nombre proviene de un término de la lengua Mahuatl, ya que "Yoro" proviene de "Yolotl", que significa «corazón y centro». Los exuberantes bosques nublados que lo caracterizan hacen de este lugar un corazón y centro de biodiversidad y belleza natural en Honduras.

La Montaña de Yoro es una de las Reservas Biológicas más destacadas de Honduras, atrayendo la atención de los visitantes por sus diversos atractivos naturales. Sus zonas boscosas abarcan tres tipos de ecosistemas distintos, lo que la convierte en un lugar único. Pero no solo eso, también sorprende a los aventureros con su variada fauna, sus aguas nacientes y su enigmática Laguna de Ojos Negros.

El camino para llegar a esta misteriosa laguna es una emocionante aventura que involucra largas caminatas a través de hermosos senderos, donde los visitantes tienen la oportunidad de observar de cerca una gran diversidad de especies animales. La reserva protege y preserva maravillosos ecosistemas, en especial los bosques nublados, que ofrecen un clima agradable y acogedor para disfrutar plenamente de la experiencia. En definitiva, el Parque Nacional Montaña de Yoro es un destino excepcional para los amantes de la naturaleza y aquellos que buscan sumergirse en un entorno natural verdaderamente especial.

Ecosistemas

El Parque Nacional Montaña de Yoro es también muy conocido por albergar tres ecosistemas vegetales distintos:

  • Latifoliado: Estos son bosques que cuentan con árboles de hojas anchas y planas, lo que les otorga un aspecto frondoso y exuberante.

  • Mixto: Este ecosistema es una interesante combinación de bosques de hojas anchas, típicamente de tipo caducifolio, junto con bosques de coníferas. La diversidad de especies en esta área es notable.

  • Coníferas: Este ecosistema es dominado principalmente por bosques de coníferas, siendo los pinos la especie predominante. Estos bosques tienen un carácter particular y ofrecen paisajes distintivos y pintorescos.

La presencia de estos tres ecosistemas vegetales hace del Parque Nacional Montaña de Yoro un lugar único y atractivo para los amantes de la naturaleza y aquellos interesados en explorar la diversidad botánica que ofrece Honduras.

El bosque latifoliado es el ecosistema dominante en el Parque Nacional Montaña de Yoro, ocupando aproximadamente 12,728.09 hectáreas de un total de 13,730.36 hectáreas de bosque en el área del parque. Esto significa que casi la totalidad del parque está cubierta por este tipo de bosque con árboles de hojas anchas y frondosas, lo que le confiere su aspecto exuberante y diverso. Este extenso bosque latifoliado es uno de los principales atractivos naturales del parque y contribuye significativamente a su riqueza biológica y belleza escénica.

Los bosques mixtos en el Parque Nacional Montaña de Yoro son ecosistemas caracterizados por la combinación de especies latifoliadas y coníferas. Estos bosques se encuentran a menor altitud que el bosque latifoliado, rodeando la zona núcleo del parque y cubriendo un área de 967.59 hectáreas. Se desarrollan en suelos pobres y pendientes pronunciadas.

En esta área, los pinos se mezclan con especies como el Liquidámbar (Liquidámbar styraciflua), Encino (Quercus peduncularis) y Roble (Quercus oleoides). La mezcla de estas especies depende principalmente de las condiciones físicas del suelo y su calidad y abundancia de nutrientes. La estructura de estos bosques mixtos puede variar según la localidad y la combinación de especies presentes, lo que los hace diversos y fascinantes para explorar.

Los árboles en estos bosques mixtos tienen alturas que oscilan entre 10 y 25 metros, lo que crea un dosel forestal variado y atractivo. El sotobosque, es decir, la vegetación que crece bajo el dosel de los árboles principales, está compuesto por una serie de especies de mimosáceas, asteráceas, ciperáceas y poáceas, lo que contribuye a la riqueza de la biodiversidad en el área.

Entre las especies arbóreas que se pueden encontrar en esta comunidad vegetal destacan el Roble (Quercus skiineri), el Ciprés de Montaña (Podocarpus guatemalensis) y la Guamilla (Inga sp.). La presencia de estas especies enriquece aún más la diversidad y la belleza de los bosques mixtos del Parque Nacional Montaña de Yoro.

Según el Sistema de Zonas de Vida de Holdridge, dos zonas de vida se encuentran presentes en el Parque Nacional Montaña de Yoro:

Bosque húmedo Montano Bajo Subtropical (bh-MBS)

La zona de vida que se menciona en el Parque Nacional Montaña de Yoro se extiende de norte a sur, rodeando al Bosque Muy Húmedo Montano Bajo Subtropical. Se localiza a una altitud entre 1,300 y 1,800 metros sobre el nivel del mar, abarcando una extensión de aproximadamente 5,680 hectáreas.

Esta zona de vida presenta una temperatura media anual que varía entre 12° y un poco más de 18° grados centígrados, con una precipitación promedio total anual que oscila entre 1,000 y 2,000 milímetros. De acuerdo con el balance hídrico, su biotemperatura es de 17.8 grados centígrados, y la precipitación es de 1,450 milímetros, lo que da como resultado que el suelo tenga humedad disponible durante aproximadamente 7 ½ meses, desde el 18 de junio hasta el 1 de febrero (según el Documento Diagnóstico en el Anexo 3).

La relación de evapotranspiración potencial (ETP) y precipitación (P) varía entre 0.050 y 1.0, lo que indica que la precipitación anual en esta zona de vida es igual o dos veces mayor que el potencial anual de evapotranspiración. Su relación de ETP/P, R = 0.71 milímetros, sugiere que esta Zona de Vida corresponde a la provincia de humedad: húmeda.

En cuanto a la estructura de su vegetación, se pueden diferenciar tres estratos o doseles. El estrato superior está compuesto especialmente por árboles como "Bellota" (Quercus skinneri), "Liquidambar" (Liquidambar styraciflua), "Pinabete" (Pinus maximinoi) y "Aguacate Sucte" (Persea sp.). El piso medio está formado por árboles de menor tamaño, como "Curtidor" (Quercus spp.), "Encino" (Quercus oleoides), "Alamo Blanco" (Clethra macrophylla), "Guama" (Inga spp.) y varias especies de la familia Lauraceae. El estrato inferior está compuesto por arbustos pertenecientes a las familias Verbenaceae, Compositae, Saurariaceae, Rubiaceae y otras.

Bosque muy húmedo Montano Bajo Subtropical (bmh-MBS)

La zona de vida mencionada se localiza en la parte superior del área del Parque Nacional Montaña de Yoro y se extiende desde los 1,800 metros sobre el nivel del mar hasta los 2,245 metros sobre el nivel del mar. Esta zona abarca una gran parte del área de la Montaña de Yoro, Montaña de la Muralla, Montaña del Gualiqueme, Montaña de la Florida y otras, cubriendo una extensión aproximada de 9,850 hectáreas.

La topografía predominante en esta zona de vida es muy pronunciada, con pendientes bastante empinadas, aunque también existen pequeñas áreas de terreno plano. Los suelos son bien drenados y pueden ser poco profundos a profundos, desarrollándose a partir de material extrusivo ácido terciario e ignimbrita terciaria o de rocas ígneas.

Los límites climáticos de esta zona de vida se caracterizan por un promedio anual de precipitación entre 2,000 y 4,000 milímetros, con una temperatura media anual que oscila entre los 12° y 18° grados centígrados. El balance hídrico en esta área muestra una biotemperatura de 16.20 °C, con una precipitación media de 1,798 milímetros al año. La humedad disponible en el suelo se mantiene durante 10 meses en el año, desde el 1 de mayo hasta el 27 de marzo, lo que significa que los meses secos son únicamente marzo y abril.

Esta zona de vida en la parte alta del Parque Nacional Montaña de Yoro ofrece condiciones climáticas y edáficas específicas que dan lugar a ecosistemas únicos y diversos, lo que lo convierte en un importante refugio para una amplia variedad de flora y fauna adaptada a estas condiciones.

Geología y Geomorfología

En el Parque Nacional Montaña de Yoro, se han identificado cuatro grupos geológicos que conforman la composición geológica del área:

  • Kva (Cretácico Valle de Angeles): Este grupo incluye una secuencia de rocas rojas principalmente compuestas por lutitas, areniscas y conglomerados interesestratificados y combinados. En ocasiones, se pueden encontrar rocas calizas. Estas rocas suelen presentar fragilidad, especialmente en áreas deforestadas y con altas pendientes.

  • Ky (Cretácico Yojoa): Este grupo está compuesto por rocas del Cretácico y se caracteriza principalmente por calizas y conglomerados calcáreos con muchas fisuras y cavernas de tipo kárstico. Los afloramientos rocosos y la pedregosidad superficial son comunes en esta zona.

  • JKhg (Jurásico Cretácico) Grupo Honduras: Este grupo está formado por rocas sedimentarias que incluyen lutitas grises y amarillas, areniscas y conglomerados de color rojo claro.

  • Pzm (Paleozoico metamórfico): Este grupo está compuesto por rocas de origen metamórfico, principalmente esquistos micáceos y no micáceos con vetas de cuarzo. Estas rocas son susceptibles a la erosión, especialmente en áreas con altas pendientes y actividad antropogénica.

La presencia de estos distintos grupos geológicos en el Parque Nacional Montaña de Yoro contribuye a la diversidad de paisajes y formaciones geológicas presentes en la reserva, lo que lo convierte en un lugar de gran interés geológico y científico. Además, estos diferentes tipos de rocas también influyen en la variedad de suelos y hábitats, lo que a su vez promueve la diversidad biológica en el parque.

El Parque Nacional Montaña de Yoro presenta una diversidad de suelos, y según la clasificación de Simmons, se han identificado cinco series de suelos en el área:

  • Suelos Chandala (Cha): Estos suelos se encuentran en el sector suroeste del parque y cubren un área de 583.95 hectáreas. Son moderadamente profundos, moderadamente bien drenados y están formados a partir de lutitas, areniscas, conglomerados de colores rojos y calizas interestratificadas. El relieve es escarpado a fuertemente escarpado, con pendientes mayores al 50%. En áreas no intervenidas, se encuentra una capa de humus de aproximadamente 4 cm. No se observa pedregosidad superficial, ni afloramientos o deslizamientos. Geomorfológicamente, se presentan cerros de forma redondeada.

  • Suelos Chimbo (Chi): Al igual que los suelos Chandala, se encuentran localizados en el sector suroeste del parque, ocupando un área de 415.98 hectáreas. Son poco profundos (33 cm), moderadamente bien drenados y con texturas finas predominantemente. Están formados a partir de rocas sedimentarias, principalmente lutitas rojas y grises estratificadas. Estos suelos están severamente erosionados y son muy susceptibles o frágiles. Además, presentan muchos deslizamientos y contienen mucha grava tanto en la superficie como dentro del perfil, así como también poca pedregosidad superficial. Los cerros geomorfológicos tienen formas redondeadas con pendientes mayores al 50%.

  • Suelos Jacaleapa (Ja): Los suelos Jacaleapa ocupan principalmente la parte norte del parque, con algunas áreas en el área central, cubriendo un área de 2,122.16 hectáreas. Son moderadamente profundos, con texturas finas y medianas, y moderadamente bien drenados. Estos suelos se desarrollan a partir de rocas metamórficas, principalmente esquistos micáceos y no micáceos con vetas de cuarzo. El relieve varía desde ondulado hasta fuertemente ondulado, y los cerros geomorfológicos tienen formas acuminadas, con pendientes mayores al 15%.

  • Suelos Sulaco (Su): Se encuentran en la parte norte del parque, cubriendo un área de 509.08 hectáreas. Estos suelos son moderadamente profundos, con texturas medianas y finas, y predominantemente presentan una capa de humus en áreas no intervenidas. Son moderadamente erosionados, muy pedregosos en la superficie y con bastantes afloramientos rocosos. Se desarrollan a partir de rocas sedimentarias, principalmente calizas. Los cerros geomorfológicos tienen formas acuminadas, con pendientes mayores al 30%.

  • Suelos Naranjito (Na): Estos suelos cubren un área extensa desde el extremo sur del parque casi hasta el límite norte, ocupando 11,839.70 hectáreas, siendo los suelos de mayor extensión en esta área protegida. Son moderadamente profundos, moderadamente bien drenados, y presentan texturas finas predominantemente. Se han desarrollado a partir de materiales sedimentarios, principalmente lutitas grises y amarillas, conglomerados y areniscas de colores rojo claro. En general, son moderadamente erosionados, con pendientes mayores al 30% y presentan un relieve escarpado a fuertemente escarpado, con cerros de forma redondeada.

La diversidad de suelos en el Parque Nacional Montaña de Yoro contribuye a la variedad de hábitats y ecosistemas presentes en la reserva, lo que a su vez fomenta la biodiversidad y la belleza escénica del área protegida.

Mas Artículos Relacionados

¿Te ha gustado Nuestro artículo?, por favor compartelo en tus redes sociales

kilo tapias peralta escobar fundador

Kilo tapias peralta Escobar

Soy el fundador de Corporación KRONOZ, divulgador de ciencia, amante de la naturaleza, y fiel creyente del error y superación del ser humano, “El tiempo es solo una mera ilusión, el pasado, el presente y el futuro, existen simultáneamente, como parte de un rompecabezas, sin principio ni final”.

#kilotapias #EspacioHonduras #CorporaciónKronoz

facebook

instagram

linkedin

pinterest

twitter

youtube